por Monic Barreto, 07/06/2019

Yo sabía lo que quería, cómo lo quería y de qué manera lo quería. Pero no entendía nada de tecnología, y con certeza ese era el punto débil en este negocio.

No conocer a personas de este área, no encontrar los materiales o contenidos necesarios, incluso cursos o profesionales que me orientasen sobre las mejores decisiones técnicas, perjudicó e hizo que Cambiante se demorase más tiempo (y más dinero) de lo normal.

Cuando buscaba un programador, la primera pregunta que me hacían era: “¿Cuál es el lenguaje que quieres desarrollar? ¿WordPress u otro?”. Y yo pensaba: ¿de qué me está hablando?

Creo que el momento en que Cambiante salió verdaderamente del papel a la realidad, fue cuando dejé de tratarlo como un negocio virtual y pasé a tratarlo como un negocio real. Y esta madurez llegó después de muchas elecciones equivocadas y muchos caminos desviados. La definición estratégica del negocio y algunas cuestiones fueron decisivas para alcanzar esta madurez:

  • ¿Qué problema quiero resolver con mi negocio?
  • ¿A qué clientes quiero alcanzar? ¿Cómo quiero alcanzarlos?
  • ¿Cuál es el valor que ofrece mi negocio? ¿Cuál es el diferencial que ofrezco?

Y sobre todo: ¿cuáles son mis habilidades personales o profesionales que necesito fortalecer para conseguir sacar este proyecto  adelante?

Sé Cambiante

Forma parte de una red de profesionales que intercambian experiencias y conocimiento.

Quiero Ser Cambiante

¿Qué opinas del tema?

Los Cambiantes surgen de la necesidad de integrar práctica y teoría para sacar adelante sus proyectos.

Quiero ser Cambiante