Home / Texto / La cultura de una empresa familiar

La cultura de una empresa familiar

por Monic Barreto, 04/10/18


Cada empresa tiene valores y características propias que nacen del seno de la familia.

Las Empresas Familiares representan una gran parte del PIB mundial de todas las economías del mundo, pero cada una tiene valores y características únicos, basados en su familia.

La familia moldea la identidad de la cultura organizacional, muchas veces inconscientemente, sustentándola en  dos pilares: los aspectos culturales de la familia y los valores que estructuran su identidad, afectando directamente el ambiente del negocio.

Una empresa construida alrededor de una familia tiene una estructura muy fuerte vinculada desde su núcleo.

El combustible que alimenta este grado de compromiso son los valores transmitidos por este ambiente creado y su efecto puede ser medido principalmente por la comunicación interna, la satisfacción de los empleados y la estructura corporativa.

La comunicación interna

La mayoría parte de las veces la comunicación en una empresa familiar es informal porque normalmente empieza por la propia familia.

Las relaciones son mucho más emocionales y la empresa se convierte en una la extensión de la casa.

Las emociones en este ámbito son muy intensas y incluso la relación de la familia con los empleados tiene un nivel de trato más cercano de trato. Eso es la base de las relaciones que configura la columna vertebral de la comunicación empresarial.

 

La satisfacción de los empleados

Cuando se trabaja en una Empresa Familiar, donde los valores son claros, existe una relación de afectividad y el ambiente es como un segundo hogar, en la mayoría de las veces los sentimientos predominan en las relaciones y esto puede ser positivo porque hay una complicidad productiva, pero también los procesos de comunicación pueden obviarse y crear lagunas de información.

 

La estructura corporativa

Es un tema sencillo en este tipo de empresa, ya que la formación de su estructura son construidas de manera mucho más horizontal que en el tipo de una organización vertical.

Y un de los efectos es la sensación que no se puede subir a los niveles más altos de una empresa familiar si no formas parte de la familia.  Por eso, es importante conocer los planes, valores y procesos de una empresa así.

El grado de compromiso de las personas en una empresa familiar es sin duda la más grande fortaleza competitiva transmitida para los que trabajan, los proveedores y los clientes.

Esta ventaja ejecutada de una manera que los valores sean el guía de su estructura hará una organización sólida con personas comprometidas e involucradas en los resultados.

La construcción de una cultura organizacional es muy natural durante su proceso y por eso hay momento que es necesario mirar desde un nuevo punto de vista e identificar los componentes que definen esta estructura, ordenar y transmitir a todos que componen este universo.

Sé Cambiante

Forma parte de una red de profesionales que intercambian experiencias y conocimiento.

Quiero Ser Cambiante