Home / Texto / La jubilación: el fin de una etapa y el principio de otra

La jubilación: el fin de una etapa y el principio de otra

por Monic Barreto, 19/09/18


En el día que el equipo Cambiante estuvo en la sede de Pastas Villaseco en Nava del Rey era el último día de trabajo de una máquina que estaba en la empresa desde hace más de 40 años.

Aquel era el último día del trabajo de este aparato que había estado trabajando a lo largo de tres generaciones: abuelo, padre y nieto.

Estábamos todos emocionados por estar en un momento tan raro en una empresa familiar, y como nos comentó José Luis Villaseco, así también pasó con la jubilación de su padre. Después de haberlo preparado durante años, se jubiló y nunca más ha pisado en la fábrica desde entonces, incluso estando con salud y disposición.

Esta no es una actitud común en la gran parte de las empresas familiares, incluso después de la sucesión, pues las generaciones antiguas siguen haciendo intervención en la toma de decisiones de los negocios, principalmente si eres el fundador.

José Luis y Pastas Villaseco nacieron y han crecido al mismo tiempo y hoy con su padre ya jubilado, sigue al frente de los negocios de la familia.

El arte de pasteleros pasa de generación en generación en la familia Villaseco, no se sabe cuánto tiempo exactamente, pero lo que uno siente cuando está allí es la tradición, el respeto al tiempo, la historia y la referencia a un crecimiento con mucha lucha y aprendizaje.

Una nueva máquina empieza a trabajar. Así, llega a la empresa la productividad, la automatización y todo lo que la modernización de un trabajo que se ejecuta de la misma manera hace 40 años.

De hecho, una máquina no tiene sentimientos y emociones, la sustitución le cuesta a la gente que trabaja aprender, cambiar su manera de trabajar, pero nada es comparable a los cambios de los gestores y de la dirección de una empresa familiar. Principalmente cuando nos ponemos en el lugar de un fundador, que ha creado todo, ha dedicado su vida, sus ideas y llega uno más joven y “lo supera”. No es un sentimiento fácil de evitar.

Lo que aprendimos con la familia Villaseco es la importancia y el respeto a los valores de esta empresa que son transmitidos en cada detalle en la transición. Esto sí es el legado transmitido en su historia.

 

Sé Cambiante

Forma parte de una red de profesionales que intercambian experiencias y conocimiento.

Quiero Ser Cambiante

¿Qué opinas del tema?

Tim Picture
Monic Barreto

Seguro que tener confianza en lo que quiere lograr es determinante en los resultados. Lo que más me llama atención en esta historia es cada uno de ellos reconocen sus habilidades y transforman eso en una oportunidad de crecimiento.

Los Cambiantes surgen de la necesidad de integrar práctica y teoría para sacar adelante sus proyectos.

Quiero ser Cambiante