Home / Texto / Sucesión familiar: la importancia de aportes y prácticas profesionales

Sucesión familiar: la importancia de aportes y prácticas profesionales

por Monic Barreto, 04/10/18


Emociones y sentimientos no pueden afectar la toma de decisiones en una empresa, un punto de vista profesional puede apoyar y orientar el momento de sucesión.

La palabra sucesión nos hace pensar que es un momento de ruptura: sale uno y entra otro, ¡pero no! El pasar de padre a hijo normalmente ocurre lentamente a lo largo de años de trabajo, convivio y cambios.

La sucesión es un tema muy complejo y sensible, porque en este momento no sólo serán tomados en cuenta las competencias de los herederos, sino toda la emoción de las relaciones entre los miembros de la familia.

Cuando una empresa llega a esta etapa a la primera vez, normalmente está alcanzando su madurez: un punto límite entre los cambios y su perpetuación. Junto con este proceso llega una nueva generación para intentar cumplir el papel de gestor.

Si todos no están involucrados y con disposición para esto, es probable que sufran efectos y que incluso en la mayoría de las veces llegan a ruptura.

En general, un heredero crece junto a la empresa y los empleados acompañan su crecimiento, porque están todo el tiempo en convivio en este lugar. En el momento que esta persona comienza a trabajar en la empresa, estos empleados más antiguos tienen dificultad en separar el niño o el adolescente qué fue del profesional que es ahora.

Hay una resistencia de aceptación. Además, hay siempre una comparación entre el hijo y sus padres, de personalidad, actitud, la forma de hacer las cosas, y eso es una parte del proceso que genera mucha expectativa para todos involucrados. Muchas veces por este lazos de afectividad, no hablan lo que piensan o lo que sienten para no demonstrar flaqueza, falta de competencia, o simplemente para no dañar al otro.

En principio, el heredero se responsabiliza por muchas tareas a la vez para tener resultados rápidos y para que su trabajo sea reconocido. Muchas veces atropella algunas etapas y todos le cobran que sepa todo en poco tiempo e incluso le exigen un cambio de sus actitudes de anoche a la mañana.

No es fácil en ningún momento la sucesión. Cada día es un aprendizaje, una batalla a ser vencida, la empresa empieza a tener características de este nuevo gestor y la confianza es construida poco a poco, así como los cambios y proyectos.

La palabra cambio genera dos tipos de sentimientos, el primero es miedo y el otro es expectativa. En una empresa que ha sido conducida de una misma manera y llega el momento de cambiar, sea por una nueva gestión, sea por una implantación de diferentes procesos, crea entre los empleados un ambiente de inseguridad.

Llega una etapa de las organizaciones que son necesarios los cambios para que puedan sobrevivir. Los procesos son efectos de la estructura de la empresa, así es posible detectar la manera de comunicación de la empresa, sus puntos fuertes y débiles también cuáles áreas están sufocadas y las áreas que no tiene una buena participación en el ciclo de informaciones.

La importancia de prácticas profesionales en momento de la introducción del nuevo gestor en el ciclo de sucesión es esencial para tener un punto de vista hacia fuera de las emociones, que fortaleza los objetivos que deben ser alcanzados.

El fundador es la persona que se siente más amenazada en este proceso, el sentimiento de ser excluido o no valorado. Y por eso la importancia de prácticas profesionales que hagan norte en el desarrollo y estrategias, apoyando la toma de decisiones basadas en la racionalidad y no en los sentimientos del momento como pasa muchas veces en el proceso de sucesión de una Empresa Familiar.

Sé Cambiante

Forma parte de una red de profesionales que intercambian experiencias y conocimiento.

Quiero Ser Cambiante